¿Cuántas veces te has preguntado cómo hacer para cambiar tu situación? (Sí, esa que te preocupa o te mantiene por debajo de tus posibilidades)

¿En cuántas ocasiones has soñado con poder dedicarte a tu pasión? ¿Y con vivir de manera diferente?

En este momento de incertidumbre, desasosiego y confusión, muchas personas se encuentran en un punto de inflexión en su vida, y puede ser el más indicado para hacer un análisis y ver qué se puede mejorara en cada una de las áreas. Sin caos, no hay orden. Sin oscuridad, no hay luz. Y estar perdido te ayuda a encontrarte. Así que aprovechemos la ocasión.

Todo empieza por hacer un cambio de observador. Lo que tu pensabas que era de una manera, resulta que puede ser de otras muchas. Que la gama de tonalidades entre el negro y el blanco, es muy amplia, y que todos los tonos de grises son igualmente bonitos y válidos.

Que lo que en un primer momento podría parecer imposible, no lo es.

Y que muchas de las cosas que te dijeron y te dices, también tienen su amplia escala de grises.

Luego tus creencias empiezan a cambiar: puedes hacer cosas antes inimaginables, te empiezas a valorar más y a preocuparte menos por todo. Entonces, podría parecer que tu entorno ha cambiado, ya que tu ves las cosas de manera y color distintos, pero lo que básicamente ha cambiado es tu manera de verte a tí y al mundo.

Y a partir de ahí es cuando puedes hacer que lo que te rodea, cambie.

No te conformes con menos de lo que puedes ser, ni con menos de lo que tu puedas alcanzar.

Persigue tus sueños, y vive feliz. PORQUE TU PUEDES!!!