ES URGENTE …

Es urgente no dejarnos llevar por la corriente.

Así comienza la idea de este blog, de este sitio que ojalá algún día lo sientas como tu casa.

Es una idea por muchos años macerada, con el aderezo pertinente: un alma inquieta, buenas dosis de rebeldía y gran fortaleza para perseguir mis sueños.

Saturada de ver a tantas y tantas personas insatisfechas de lo que están viviendo, y no me refiero a la dichosa pandemia, que a todos nos afecta. Hablo de las crisis de los 30, los 40 o los 60, qué más da; de la queja constante, de la resignación ante lo que “me ha tocado vivir”, de la falta de motivación continua, de la falta de discernimiento y del inmovilismo (teniendo en cuenta que no somos árboles, hasta donde yo sé)

Así pasa un año tras otro, a merced del entorno, sin apenas control de nuestra existencia.

Puede que pienses que muchas de las cosas que nos pasan se escapan a nuestro control. Y sí, tienes razón: siempre habrá circunstancias que no dependan de nosotros en absoluto, y aun así, todavía podemos hacer algo: ser conscientes del significado les damos y cómo permitimos que nos afecten.

Lo veamos o no, nuestras decisiones son las que modelan nuestra vida. Si quieres tener mejores resultados, entonces tendrás que tomar mejores decisiones. El detalle que a menudo se nos escapa es que no decidir, también es una decisión. Permitir que nos lleve la corriente, dejar todo al azar conlleva el gran riesgo de que los resultados sean igual de inciertos.

Ahí es cuando otras personas, corporaciones y políticos (por ejemplo) toman ventaja de nuestra situación de inactividad, y se apresuran a tomar posesión de nuestro poder personal, y hacerlo suyo. De esta forma, son ellos los que toman las decisiones por nosotros, con poca o nula consideración hacia nosotros. El resultado es que somos como marionetas en manos de quien sí sabe lo que quiere, y a menudo, no es lo mejor para nosotros, sino para ellos.

El antídoto contra esta “apropiación de lo ajeno” es TOMAR LAS RIENDAS DE NUESTRA VIDA.

¿Y eso cómo se hace?

Pues como todo en esta vida, paso a paso.

Es fundamental averiguar qué es lo que realmente queremos. La mayoría de las personas, no lo sabe. Como mucho, lo que no quiere. Y de esta manera llegamos a donde la corriente nos lleve, que es lo que podemos cambiar, si queremos.

Ese es nuestro tesoro, ni más ni menos, lo que todos nos merecemos: vivir la vida que queramos. Así que trazaremos el mapa para llegar hasta él, TU TESORO.

En la página web y en este blog te proporcionaré ideas, recursos, y también acompañamiento para transitar ese camino hacia tus sueños.

Recuperemos nuestro poder personal, ese que nunca debimos perder.

¿Estás listo?

Si te parece interesante, comparte. ¡Gracias!

Deja una respuesta